domingo, 21 de noviembre de 2010

1-1: La Palma se estrella con los palos, una buena O. Valverdeña y un catastrófico García Corrales

Quiero comenzar este post dejando bien claro, que para mí, la Olímpica Valverdeña ha sido el mejor equipo que ha pasado esta temporada por el estadio municipal de La Palma. Un bloque serio, con mucha experiencia y una calidad de alto nivel. Sin duda alguna, el mejor del partido en las filas valverdeñas ha sido Jesús Manuel. Una auténtica bala en el carril y tremenda pesadilla para nuestra zaga.

Dicho esto, tengo que abrir esta nota hablando del árbitro. Lo siento, pero o digo lo que pienso o reviento. Es mi manera de entender el fútbol y como estoy en mi blog pues así lo expreso.

El arbitraje que en la tarde de ayer sufrió La Palma CF fue calamitoso. No se puede intentar dejar más bajo a unos chavales que semana tras semanas son maltratados por unos señores que se creen los reyes del mundo porque tengan un silbato en la boca. Hasta seis tarjetas amarillas vieron los futbolistas de La Palma en un encuentro donde no hubo ni una sola patada fuera de lugar.

Patético su arbitraje, García Corrales.

A los diez minutos de partido ya quedó claro cuál iba a ser el arbitraje de este zagal, mostrando la primera cartulina amarilla al mago Juan Carlos, en una acción donde el 10 palmerino no realiza ni falta. Pero claro, el grito de Álex llego al cielo y el hombre de negro ni se lo pensó. Eso sí, el centro del campo de la Olímpica repartió a diestro y siniestro con total permisividad del impresentable de turno.

No voy a mencionar todas las amarillas que mostró, pero la prueba más clara de su intento de humillación sobre nuestros jugadores llegó en la segunda parte, cuando entra en el terreno de juego Redondo. José Manuel se dispone a sacar de puerta, (apenas cuatro segundos después del cambio) y el tío del pito detiene el juego para amonestar al potero de La Palma con 1-1 en el marcador por supuesta pérdida de tiempo. Increíble. Pero ahí no queda la cosa. En el minuto noventa, Juancri Ávila realiza el segundo cambio en sus filas y retira del terreno de juego a Emilio Fajardo. El ex del Recreativo tarde dos minutos en abandonar el terreno de juego, pero al contrario que ocurrió minutos antes, el 10 valverdeño no fue sancionado con amarilla por pérdida de tiempo (y esto si que lo era). Por si fuera poco, en la primera parte no señala un penalti clarísimo de Nacho sobre Marquitos. El meta valverdeño zancadilleo al manzanillero con las dos plantas de los pies por delante. Pero claro, eso no es penalti. ¿Y si esa misma jugada se hubiese producido en el área de La Palma…? Mejor no pensarlo.

Así nos tratan y yo así lo denuncio. No pienso callarme ni una sola vez de los maltratos que sufren nuestros chicos en los terrenos de juegos por esta “panda” de impresentables escocidos que semana tras semanas intentan manchar el nombre de La Palma CF y martirizar a nuestros jugadores. Ustedes seguid a lo vuestro, que yo seguiré a lo mío.

Centrándonos en el partido, se pudo ver un encuentro cargado de respeto por ambos lados. La primera parte estuvo nivelada y las ocasiones se iban a producir en ambas porterías. Sin embargo, el primero en avisar sería el mago Juan Carlos para La Palma, en un tiro desde la frontal que se marcha rozando el palo izquierdo de la puerta de Nacho. La respuesta valverdeña llegaría a balón parado, pero el lanzamiento de Fajardo es desviado a saque de esquina por José Manuel.

El juego estaba trabado en el centro del campo, aunque era La Palma quien jugaba con las líneas un poco más adelantadas, mientras que el conjunto de Juancri esperaba atrás para lanzar contras con sus rapidísimas bandas (Castilla y Jesús Manuel).

Desde primera hora se dejaba patente que no iba a ser un encuentro de muchos goles. Los dos equipos se encontraban bien plantados en el terreno de juego, por lo que la balanza se podía romper por una individualidad, una acción a balón parado o un arte de magía. Precisamente así se desequilibró la balanza. Se alcanzaba el minuto veintinueve de la primera mitad, cuando Fermín recogió un balón en la línea de tres cuartos. El resto se lo fabricó el pichichi palmerino de la pasada temporada, que sin dejar caer el balón al suelo soltó una volea espectacular que sorprendió a Nacho. Era el 1-0.



Antes de finalizar el primer acto pudo llegar el empate de la Olímpica en una cesión de Lobo sobre su potero que se queda corta, el balón dejó solo a Patrón, pero el mano a mano fue respondido excepcionalmente por José Manuel, que desvió el cuero a saque de esquina.

En el inicio de la segunda mitad la Olímpica Valverdeña imprimió más intensidad a su juego, lo que obligó a La Palma a dar un pasito hacia atrás. Se pasó mal durante varios minutos porque los valverdeños habían metido la quinta y el balón estaba mucho tiempo en nuestra parcela. Pero se aguantó bien un dominio aplastante que duró escasos quince minutos. A partir de ese momento, los palmerinos volvieron a dar el pasito al frente e incluso pudo matar el partido con el 2-0 en una acción a balón parado, pero la falta lanzada por el mago Juan Carlos se estrelló en la madera.

Del posible 2-0 pasamos al 1-1, obra de Patrón, que aprovechó una internada lateral de Raúl Gretener para remachar en el área pequeña e instalar las tablas en el marcador.

Con el gol valverdeño el partido se rompió y de ahí al final pudo llevarse la victoria cualquiera. Sin embargo, la ocasión más clara la volvió a tener La Palma en una acción a balón parado que termina con remate de Ángel Gutiérrez al travesaño.

Sobre este tema también quería hablar. Se han disputado trece jornadas de liga y La Palma CF ha estrellado once balones en la madera. Autentica mala fortuna y contra lo que no se puede hacer absolutamente nada. Ahí queda el dato.

Finalmente empate a uno y creo que resultado justo por lo vivido en la tarde de ayer sobre el tapete de juego. Ninguno de los dos mereció perder.

Tercer empate consecutivo en liga y ahora a pensar en nuestro próximo rival, Isla Cristina FC.

2 comentarios:

Mónica Dorado dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
aparcalamoto dijo...

Pués a mi me defraudó la olimpica valverdeña, un equipo que paga lo que paga a sus jugadores, cargado de jugadores con experiencia y calidad y que se "CONFORMÓ" con el empate, pués yo para eso hago lo que hace La Palma, juego con los del pueblo y quedo del 6º al 10º lugar.
¿De qué le sirve a la Olimpica quedar 4º en la liga?.

Del arbitro, pués ya sabes Samuel, malo, malo... menos mal que el partido fué de guante blanco entre dos equipos y aficiones que se llevan bastante bien.

Por cierto, haber si arreglan los focos fundidos de las torres de iluminación porque no tardará mucho en venirnos un arbitro y suspender la 2ª parte por falta de luz (y no le faltaría razón).