domingo, 5 de junio de 2011

Asamblea La Palma CF 10/11

El pasado viernes se celebró en el salón de actos del Ayuntamiento de La Palma del Condado, la asamblea ordinaria de La Palma CF, que tenía como puntos principales; Balance deportivo y económico de la temporada, elecciones a la presidencia de La Palma CF y ruegos y preguntas.

El acto se abrió con un excelente video realizado por los compañeros de La Palma Televisión. Los presentes pudimos disfrutar con los goles anotados por nuestros chicos en una temporada extraordinaria, en la que hemos podido presenciar tantos de muy bella factura.



A continuación, tomó la palabra Ignacio Ramírez, quien agradeció el respaldo de todos los patrocinadores y socios del club. Además, engrandeció la figura de sus jugadores y cuerpo técnico. Incluso tuvo palabras de agradecimiento a los padres de los jugadores que han formado la plantilla palmerina en este curso, por la excelente educación que han mostrado sus hijos a lo largo de toda la campaña.

Seguidamente se pasó al balance deportivo. A destacar, que la plantilla de La Palma CF ha estado formada por 21 jugadores de los cuales, 18 eran canteranos del CCD Siempre Alegres. Se habló de la salida de Miguelito y de la incorporación de Héctor William, tras la salida del de Beas. Y por supuesto, se habló de la marcha del equipo a lo largo del curso.

La Palma CF se ha movido durante toda la campaña en la zona media alta de la clasificación. Siendo el séptimo lugar, el puesto que más veces hemos ocupado. Finalmente, el club ha concluido la competición en la novena plaza con 46 puntos.



Tras el sobresaliente balance deportivo, se pasó a analizar lo económico. Y los números también fueron de matrícula de honor. El club ha finalizado la temporada con un superávit de casi 600 euros, superando en 108, los socios con respecto a la última campaña. Se expusieron sobre la mesa todas las cuentas del curso 10/11, repasando detenidamente todos los pagos e ingresos que se han ido realizando. A destacar también, el gran beneficio que ha supuesto la cantina, que ha dejado casi un 100% de beneficios.



Por último, se pasó al punto de ruegos y preguntas.

Sé que son muchas las personas que han entrado en este blog en el último día, para ver el reflejo que yo hacía sobre lo sucedido en este último punto de la asamblea. Hablar es seguir haciendo daño a La Palma CF y eso no lo voy a consentir en la parte que a mí me corresponde. Cada uno que saque sus propias conclusiones. Solo diré, que sentí una gran tristeza en mi corazón, cuando el viernes por la noche me fui a la cama y analicé detenidamente todo lo sucedido.

Ignacio Ramírez siempre ha tenido mi respaldo y lo seguirá teniendo en este proyecto deportivo. Es mi amigo y creo que ha llevado una gestión sobresaliente. ¡Ahí están sus números! Yo he disfrutado con este proyecto deportivo y me he divertido muchísimo con mi equipo durante toda la temporada.

Después de la tensión vivida en el salón de actos, Ignacio Ramírez informó que no se presentará a las elecciones convocadas para el próximo miércoles 15 de junio. Se vivieron momentos muy tensos, que me hicieron pasarlo realmente mal. Sobre todo, porque la gran perjudicada de todo esto es La Palma CF, que debe estar por encima de nombres y personas.

Ha sido una campaña maravillosa y merecía tener un final con broche de oro y no, con el bochornoso capítulo vivido. Todo esto me deja un desagradable sabor de boca. Y como a mí, creo que le pasará a todos (o muchos) los que allí estábamos presentes.

No entraré a valorar comportamientos y acciones de nadie, porque el gran perjudicado pasaría a ser YO. Y soy de los que piensa que, las rencillas entre las personas deben ser resueltas entre los mismos implicados. Yo no puedo criticar ni ofender a personas con las que he vivido grandes momentos con mi Palma CF.

Con Ignacio Ramírez he disfrutado muchísimo. Porque con su proyecto deportivo me he sentido muy identificado. Pero de mi boca no puede salir una sola mala palabra para Oñi y la junta directiva que él lideró. Han sido como unos padres futbolísticos para mí.



Aún recuerdo mis primeros pasos por el estadio de La Zarcilla, agarrado de la mano de mi tío Beckem. Viviendo los partidos sentado en una silla junto al túnel de vestuarios. Asistiendo a entrenamientos, juntas directivas, momentos de convivencia, alegría, satisfacción y dolor. Sí, porque junto a ellos también viví los momentos más difíciles de nuestra reciente historia; el descenso a regional preferente ante el Jerez Industrial en aquel domingo de la Calle Sevilla. El descenso de la temporada 04/05 y las pérdidas de nuestro presidente honorífico y Alonsito.



Han sido proyectos totalmente diferentes, pero tampoco se puede anular el gran trabajo que ellos realizaron al frente de La Palma CF. Aún recuerdo, cuando en la temporada 05/06 y tras el reciente descenso de La Palma CF a regional preferente, era Domingo Pavón el que cogía las riendas de la entidad para formar unas bases y resucitar al club, que consiguió el ascenso a 1ª Andaluza solo un año después, para seguir dando continuidad al proyecto con la llegada de Antonio Cabello en el curso 06/07.

Han sido proyectos diferentes, pero todos útiles, válidos y con un claro punto en común; seguir dando vida y engrandecer el escudo de La Palma CF.

No se trata de estar a favor de unos u otros. Todos han hecho su trabajo buscando el bien del club. Ante todo, porque todos los presidentes y directivos que han pasado por el club durante estos 96 años, han sido amantes del sagrado escudo que han representado. Con sus virtudes y defectos, pero con un gran corazón detrás de todos ellos.

Por eso, expreso mi deseo de que no se siga dando bola a todo esto. Pido tranquilidad, calma y cabeza en todo este asunto. Pensemos en La Palma CF y en lo dañada que puede salir su imagen si seguimos tirando trastos a las cabezas de uno u otros.

Ruego paciencia y saber esperar hasta el próximo 15 de junio. Hagámoslo en silencio por el bien de nuestro club. Hablar más de todo esto va en perjuicio de una de las reliquias más grandes que existen en nuestro municipio. Y sobre todo, ruego que se recapacite. Somos personas, nos podemos equivocar o meter la pata hasta el fondo (¿quién está libre de ello?), pero detrás de todo eso debe estar el DIÁLOGO. Porque somos personas y todo se puede solucionar. Yo de verdad, espero y deseo que así sea.

Esa es mi opinión acerca de todo esto y espero que tras este post se reflexione. Soy consciente de que se vivieron momentos muy desagradables y que todo está muy reciente y calentito, pero en la mano de cada uno de nosotros está el querer apagar el fuego o el seguir avivándolo.

¡¡Viva La Palma CF!!

2 comentarios:

Mónica Dorado dijo...

Te felicito Samuel por tu entrada en el blog. Al igual que Ignacio ha realizado una labor muy importante en este año, no hay que desmerecer la labor que han realizado como junta directiva Oñi y sus directivos. Cada uno ha trabajado por amor a la Palma c.f. Lo que si que es cierto que todo enfrentamiento sale perjudicado el club.

Y para intentar reflexionar te dejo este cuento que me gusta mucho y me hace pensar en seguir o no amasando un problema.

Existía un monasterio que estaba ubicado en lo alto de la montaña.
Sus monjes eran pobres, pero conservaban en una vitrina tres manuscritos antiguos, muy piadosos.
Vivían de su esforzado trabajo rural y fundamentalmente de las limosnas que les dejaban los fieles curiosos que se acercaban a conocer los tres rollos, únicos en el mundo.
Eran viejos papiros, con fama universal de importantes y profundos.
En cierta oportunidad un ladrón robó dos rollos y fugó por la ladera.
Los monjes avisaron con rapidez al abad.
El superior, como un rayo, buscó la parte que había quedado y con todas sus fuerzas corrió tras el agresor y lo alcanzó:

- Que has hecho? Me has dejado con un solo rollo. No me sirve. Nadie va a venir a leer un mensaje que está incompleto. Tampoco tiene valor lo que me robaste. O me das lo que es del templo o te llevas también este texto. Así tienes la obra completa.
- Padre, estoy desesperado, necesito urgente hacer dinero con estos escritos santos.
- Bueno, toma el tercer rollo. Sino, se va a perder en el mundo algo muy valioso. Véndelo bien. Estamos en paz. Que Dios te ilumine.

Los monjes no llegaron a comprender la actitud del abad.
Estimaron que había estado flojo con el rapaz, y que era el monasterio el que había perdido.
Pero guardaron silencio, y todos dieron por terminado el episodio.

Cuenta la historia que a la semana, el ladrón regresó.
Pidió hablar con el Padre Superior:

- Aquí están los tres rollos, no son míos. Los devuelvo. Te pido en cambio que me permitas ingresar como monje. Mi vida se ha transformado.

Nunca ese hombre, había sentido la grandeza del perdón, la presencia de la generosidad excelente.
El abad recuperó los tres manuscritos para beneficio del monasterio, ahora mucho más concurrido por la leyenda del robo y del resarcimiento.
Y además consiguió un monje trabajador y de una honestidad a toda prueba.

El agresor espera agresión, no una respuesta creativa, inesperada, insólita. No sospecha la conmoción del poder incalculable de la otra mejilla.

Enrique Mariscal

Mónica Dorado dijo...

Quiero aclarar una cosa, viendo ciertos acontecimientos que han ocurrido.
No quiero que se malinterpreten mis palabras. Aunque en esta vida, como tantos ojos hay así tantas interpretaciones.
Con mi comentario anterior, SOLO he querido llevar los ánimos a la reflexión y no a que se utilice para seguir en este enfrentamiento.
En lo deportivo creo que hay que inculcar desde la directiva, aficionados, antiguos dirigentes, entrenadores y jugadores los siguientes valores:
Deportividad
Saber perder y ganar
Respeto y Confianza
Trabajo y compromiso
Compañerismo y humildad...

Lo acontecido en la asamblea del pasado viernes truncó algunos de estos objetivos. Mi comentario no era para estar a favor de nadie, en cambio, admiro y respeto a todos los dirigentes en estos 96 años del club, sino para recapacitar y a saber aprender unos y otros y conducir a una afición a una buena CONVIVENCIA.
Es por ello importante zanjar este asunto de manera rápida y aprender para que no vuelva a suceder.
Y no olvidar y apenarnos porque la Palma c.f. Ha perdido la posibilidad de tener a un buen dirigente que ha conseguido junto a sus directivos, una unión, una afición y unos sentimientos difíciles de conseguir en estos tiempos que corren. Esta labor debe de ser recordada por estos 9 MESES y no por el final de una asamblea. Ya que esto iría en contra de todo lo que representa un deporte. Esta temporada hay que recordarla por:
la ilusión de 18 canteranos
la afición en las gradas
un cuerpo técnico ejemplar
una convivencia maravillosa
la despedida de un grande de la palma: CHICO
y amistades para toda la vida.
Por ello, y como en el cuento, dejemos pasar el tiempo, olvidar y que las mentes de todos reflexionen y sepan descubrir por ellas mismas en que han errado y que se puede hacer para mejorar.
Como dice Samuel: ruego paciencia, tiempo y reflexión.